viernes, 13 de enero de 2012

Tramitadores enredan a los viajeros colombianos que quieren ingresar a Venezuela


La abultada demanda de pasaportes fronterizos en el consulado de Colombia, en San Antonio del Táchira (Venezuela), situación que ha disparado la presencia de tramitadores, tiene contra las cuerdas a los turistas que desean ingresar al vecino país.

A ello se suman las infinitas ‘colas’ para obtener los sellos que avalan, en el pasaporte, la salida de Colombia y la entrada a Venezuela y viceversa -requisito ineludible si se quiere entrar sin problemas a la tierra natal del general Simón Bolívar-.

Las complicaciones podrían ser mayores, ya que se estima que nuevas citas para obtener el pasaporte se volverían a asignar a partir de febrero, cuando se hayan evacuado las que están pendientes.

El malestar no solo lo han sentido los usuarios. También ha tocado el despacho del cónsul colombiano Carlos Alberto Barros Mattos, quien denunció las presuntas irregularidades que se están registrando ante la gran puerta que abrió el Mercado Común del Sur (Mercosur) entre sus países asociados (Ver recuadro).

“Hay tramitadores que se meten al sistema de la cancillería y copan todas las citas. Luego las venden a 50 bolívares fuertes ($10.250 al cambio de ayer)”, dijo el cónsul.

Lo que llama la atención de las autoridades consulares es que ese aprovechado, y si se quiere, exagerado cobro suma el 45.5 por ciento del valor del documento, que es de 110 bolívares fuertes ($22.000 aproximadamente).

Su rechazo se hizo sentir: “no es justo que personas inescrupulosas se aprovechen de la posibilidad que tienen hoy los colombianos de ir a Venezuela”.


Cómo operan los gestores

El enérgico rechazo por parte del Consulado Colombiano en el vecino país frente al accionar de los tramitadores dejó al descubierto el andamiaje que estos utilizan para hacer cada vez más rentable su negocio en plena zona fronteriza.

Al parecer, los gestores ingresan al sistema manejado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y, haciendo uso de sus habilidades tecnológicas, acaparan la mayor cantidad de citas que luego venden a los usuarios.

El 2 de enero, cuando se habilitó el trámite de citas, en menos de dos horas ya se habían copado 1.200 de ellas, situación que no es normal.

“Estamos averiguando cómo judicializar este delito. Ayer (el martes) llevamos unas personas a la estación de policía y se comprometieron a que no lo iban a hacer más”, comentó.

Sin embargo, al llevar a cabo un registro minucioso de las entradas al sistema se ha encontrado que se siguen registrando solicitudes de forma masiva, lo que sigue siendo anormal.

“Estamos haciendo filtro. Porque además descubrimos que los que se lucran del negocio ahora están optando por crearle un correo a cada uno de sus clientes y seguir cobrando los 50 bolívares fuertes”.

Esta forma de camuflar su gestión también se ha logrado identificar, porque cuando las personas llegan a la ventanilla por sus pasaportes se les pregunta cómo es su correo y, en la mayoría de los casos, no se lo saben. “Les preguntamos cómo efectuaron el trámite y dicen que alguien se los hizo al frente”.


Se han anulado algunas citas

Las irregularidades detectadas han obligado a las autoridades consulares a anular un número considerable de citas, perjudicando a quienes realmente necesitan gestionar su documentación.

El pasado martes se cancelaron 900 porque fueron solicitadas por medio de tramitadores, quienes quedaron al descubierto por hacer la gestión a través de un mismo correo electrónico.

“Hoy (ayer) anulamos cerca de 45 solicitudes que provenían de un correo que se registró como ‘lolita’. El cual, sin dudas, es de un tramitador y no de un usuario”, aseguró Barros Mattos.

La idea de hacer la gestión de pasaportes valiéndose de la web, según el funcionario de la cancillería colombiana, es que la gente haga sus propios trámites.

“Las personas que requieren el pasaporte fronterizo es gente de bajos recursos y no queremos que sean explotadas por su necesidad”.


Ya no se requiere visa

Funcionarios del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería de Venezuela (Saime) afirmaron ayer, una vez más, que los colombianos no necesitan visa para ingresar legalmente a ese país tanto por vía aérea como terrestre.

Su respuesta tuvo como base las declaraciones que dio el director de dicho despacho, Dante Rivas, el pasado 15 de diciembre.

El objetivo es hacer cumplir el acuerdo firmado con Mercosur, en el que “los ciudadanos residentes de los países asociados a esa comunidad tienen una supresión de visa que les permite transitar en dichos países”, reza la página web de esa cartera encargada de la migración en Venezuela.

La única condición, según se muestra en la página del Saime es que se exija en el punto migratorio el sello del pasaporte, “que para nosotros significa la visa, porque de ese modo se establece el día en que el ciudadano ingresó en nuestro territorio”, agregó Dante Rivas.

Tras el sello del documento los colombianos tendrán 90 días continuos para hacer turismo en territorio venezolano, luego de lo cual deben retornar a su país de origen o pedir la renovación de ese permiso, que podría ser por 30 días más.


Los sellos

Los colombianos deberán sellar su salida del país y la entrada a Venezuela para evitar problemas con las autoridades durante sus recorridos turísticos.


En Cúcuta

Este requisito se puede cumplir en Cúcuta en tres sitios:

- Aeropuerto Internacional Camilo Daza.
- Puente Internacional Simón Bolívar
- La sede principal de Migración Colombia en la avenida primera con calle 28, barrio San Rafael.


En San Antonio

Los viajeros pueden sellar en San Antonio del Táchira en dos sitios principales.

- En la carrera 9 entre calles 6 y 7, antiguo hospital San Vicente.
- Al ingresar a Venezuela en el puesto de control de la Guardia Nacional.


Fuente: Laopinion.com.co